Seguramente todo aquel que piense en marcas de leche recuerde ATO como una de ellas. ATO lleva con nosotros más de 40 años y posiblemente habrá estado en más de una ocasión en nuestras neveras. Algunos mayores de 30 años recordarán los envases de leche de bolsa de plástico, que se guardaban en la nevera en un soporte “tutti colore” o los retornables de vidrio y la pregunta del cajero del colmado “¿ha traído los cascos?. ATO era eso y también forma parte de nuestros recuerdos.

Barcelona, 1970. Nace la marca ATO en el Centro Láctico Balcells (CEBALSA), empresa fundada por la familia Balcells y situada en la calle Motors de la Zona Franca de Barcelona.

16 años después, CEBALSA-ATO ha crecido tanto que posee una cifra de ventas de 9.600 millones de pesetas y los productos ATO llegan a más de un millón de hogares gracias a una flota de 100 camiones de reparto. Todo esto gracias a que se recoge la leche de 3.700 payeses y en la fábrica trabajan 480 personas.

En el año 2000, se cierra la antigua planta de CEBALSA-ATO de la calle Motors de Barcelona y se traslada la producción a la fábrica de Vidreres en Girona.

A partir de 2008, ATO pasó a llamarse ATO Natura debido a que el Grup de Ramaders Catalans compra el 60% de las acciones.

Actualmente, después de este crecimiento y todos los cambios que ha ido sufriendo la marca ATO, sigue contando con sus productos más tradicionales como son la leche fresca y la de brik, pero también ha incorporado otros más nuevos para adaptarse al mercado como son ATO especial hostelería o la sin lactosa. 

Comment