IImaginad la situación. 11 de agosto, en la playa, con la familia, la agencia en cuadro, llamada de un amigo que ahora trabaja en Bifrutas, minutos de conversación distendida y de repente se oyen las palabras mágicas “tengo una activación que sólo me podéis resolver vosotros”, de acuerdo, “es un poco urgente, ¿cómo lo tienes para venir esta tarde a Pascual?”, miro a mi alrededor, aunque quisiese es materialmente imposible…por suerte tenemos equipo, así que sin problema.


Quieren hacer una acción súper interesante; comunicar el reposicionamiento de Bifrutas a sus trabajadores, su público interno. Una acción de comunicación con dos patas, primero sorprender a todo el personal de oficinas de Pascual en Madrid. Quieren que cuando lleguen de vacaciones el lunes 29 de agosto se encuentren con una oficina llena de ítems del nuevo Bifrutas; todas las zonas llenas de aéreos, vinilos, corpóreos, entre otros. Una vez generada la sorpresa, el jueves 1 un evento interno en un cine donde se comunique la nueva perspectiva del producto mediante un speech, video, visibilidad, ítems de regalo, sorteos, etc.


Una acción muy completa y atractiva, pero también muy complicada; estamos a 11 de agosto por la tarde, mañana es viernes y el lunes es festivo.... El montaje es lo menos complicado, pero la producción... ahí está el ¡glups!. Diseñador, impresor, manipulador … y los objetos personalizados y de diferentes características. En 9 días y muchos aspectos sin estar cerrados completamente. No os tenemos que decir que lo logramos, 3.000 piezas de diferentes creatividades, tamaños y formas preparadas para ser instaladas.


Aunque el montaje no es complicado, si es lo es el previo. Tenemos que acceder a las oficinas viernes noche y trabajar todo el fin de semana, eso genera aumentar los de por si ya rigurosos protocolos de acceso. Más de 90 documentos requeridos y todos al día.
Llegamos a tiempo y el resultado fue muy bueno con un impacto muy positivo en todos los trabajadores de Pascual al llegar de vacaciones, una sorpresa mayúscula. El evento de presentación interno también de 10. Recibimos felicitaciones y agradecimientos, que aunque sabemos que es nuestro trabajo siempre nos encanta.


También hemos de reconocer que cuando un cliente es súper implicado, amable y responde a tus necesidades el trabajo se hace con mejor cara y obtiene mejores resultados. Con Oscar Mexia, un crack del marketing y su equipo todo es fácil.


Moraleja: ¡Nunca podemos tener un agosto tranquilo! ¿y tú?

Comment