Charlotte McKinney Super Bowl 2015 Carl's

La final de la Super Bowl es el evento televisivo más visto del año, por lo que las grandes marcas se tienen que rascar el bolsillo para tener su espacio publicitario. Para que nos hagamos una idea, la cadena NBC ha cobrado este año una media de 4,5 millones por 30 segundos de publicidad.

No es de extrañar pues que durante el descanso de la final veamos anuncios repletos de creatividad, con una puesta en escena impresionante o presentando una acción de marketing muy concreta.  

En esa línea encontramos el spot de McDonald’s. Desde hoy hasta el próximo 14 de febrero la multinacional aceptará cualquier demostración de cariño como forma de pago en sus restaurantes de Estados Unidos. Ahí va el spot:

Coca-Cola también ha querido tirar por la línea de la felicidad y el amor, pero en este caso focalizado en internet. Bajo el claim ‘El mundo es lo que hacemos’, Coca-Cola ha aprovechado la Super Bowl para hacer de la red un lugar mucho más seguro.

La final de la Super Bowl también nos ha dejado un anuncio para la historia. Con el claim 'All You Need Is Ecuador', el país sudamericano se ha convertido en el primero de la historia en anunciarse en una final de la Super Bowl y competir así contra los spots de las grandes multinacionales. El anuncio le ha costado al gobierno de Ecuador nada más y nada menos que 3,8 millones de dólares.

Aunque de todos los grandes spots que vimos anoche, el que se llevó la palma y el que más gustó en las redes sociales es el de Budweiser. Su emotividad ha sido la clave:

La polémica tampoco ha faltado en esta edición de la Super Bowl. La marca Carl's ha presentado a través de la modelo Charlotte McKinney la primera hamburguesa sin añadidos de una forma algo provocativa puesto que se pasea desnuda por un mercado. El anuncio ha sido denunciado por sexista.

Comment