En vista del inicio de las compras navideñas y del aumento del consumo hemos querido hacer una revisión a las cifras del pasado Black Friday. Si bien la tradición del viernes negro es reciente en nuestro país, ha arraigado con fuerza convirtiéndose en la línea de salida para las compras navideñas. En otro post te explicamos cual es su origen y en este te explicaremos su impacto.

El mundo de la comunicación se ha esforzado para que sea posible adoptar esta tradición, han incorporado en sus calendarios una nueva campaña y la ejecutan vía email y redes sociales, spots publicitarios en televisión e internet, escaparatismo y PLV específico, refuerzos en aprovisionamiento, logística y atención al cliente. Encontramos a muchos detractores pero estamos seguros que el comercio español querrá, y por mucho tiempo, esta nueva tradición.

Pero, ¿Qué cifras hemos barajado este 2015?

Las acciones comunicativas del sector retail han logrado un respuesta positiva en los consumidores. Según el Índice FootFall, la afluencia en centros comerciales en la semana de Black Friday ha resultado en un crecimiento del 5% respecto al año pasado. Aunque la se extiende una semana el Viernes Negro los consumidores esperan a finales para realizar sus compras, en el propio viernes negro, la afluencia creció un 17.9% respecto 2014, incluso por encima del +15.5% registrado en el Black Friday del 2013.

Las 11h del viernes fue la de mayor afluencia acudió un 32% más de personas que el año pasado. El siguiente máximo horario tuvo lugar a las 17h con un 26% más de asistentes. Según la Confederación Española de Comercio (CEC), en 2015hemos logrado “superar las expectativas iniciales de nuestros comerciantes”. El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha publicado un aumento del 4,8% de ventas en el comercio minorista respecto al mes de octubre.

Estos datos nos llevan a creer en una mejora de las condiciones sociales y una mayor liberación de las tensiones y frenos del consumidor español.

Comment